En este artículo pretendemos darte todas las claves para conocer por qué se produce el insomnio, cuál es su significado, qué tipos de insomnio existen, cuáles son las causas que nos llevan a padecerlo y qué consecuencias podríamos obtener.

Antes de empezar con el insomnio, es importante conocer brevemente el efecto del sueño o del proceso de dormir en las personas. El sueño es un estado fisiológico necesario para la vida, ya que la cantidad y la calidad de éste actúan en la salud de todos nosotros. Las tareas más importantes que realizamos al dormir son: autorregular las funciones del sistema nervioso central y de otros tejidos, recuperar los centros de reserva de energía celular y guardar los datos en la memoria.

durmiendo-banco

SIGNIFICADO DE INSOMNIO

El insomnio (también conocido como agripnia) es un trastorno del sueño que radica en la incapacidad de dormir tanto en cantidad como en calidad necesarias para sentirse uno descansado y con energía al día siguiente. Su principal característica es la complejidad para conciliar el sueño, aunque también se encuentran dificultades para permanecer dormido o se genera un despertar adelantado, lo que produce que no nos sintamos reparados.

La cantidad de horas que debemos dormir depende en gran medida de cada persona, pero se conoce cuánto debemos dormir dependiendo de nuestra edad. Un bebé debe dormir unas 18 horas, un adulto joven de 7,5 a 8 horas y un anciano unas 6,5 horas. En cuanto nos vamos haciendo mayores, aumentan las dificultades para dormir y este es más fragmentado y liviano.

bebe duerme sonriendo

Por todo esto, el insomnio no sólo se sufre de noche, sino también de día que es cuando nos sentimos cansados, con falta de energía, con problemas para concentrarnos, más irritables… Todo esto puede tener consecuencias en el rendimiento laboral, en la cantidad de accidentes, en el aumento de enfermedades, entre otras.

Los individuos que padecen de insomnio suelen tener las siguientes dificultades:

  • check
    Problemas para dormirse.
  • check
    Apuros para mantenerse dormidos (suelen despertarse varias veces durante la noche).
  • check
    Despertarse durante la madrugada.
  • check
    Sentir que no duermen bien.

Por el día, estas personas sienten:

  • check
    Cansancio o sueño.
  • check
    Depresión o ansiedad.
  • check
    Problemas de memoria y falta de atención.
  • check
    Nerviosismo, irritabilidad.

Las estadísticas nos cuentan que entre un 10-15% de la población adulta padece insomnio crónico. Entorno al 50% de los adultos sufren insomnio alguna vez en su vida, y entre un 25-30% tienen insomnio de manera ocasional debido a diversas situaciones. Se sabe que son las mujeres las que lo sufren más, aunque cada vez son más la cantidad de hombres que tienen problemas para dormir, seguramente por el nuevo estilo de vida moderno.

Normalmente, el insomnio es una consecuencia de un trastorno de tipo médico, circadiano (que ocurre todos los días), psiquiátrico, conductual o ambiental, no suele ser una enfermedad por sí sola, por lo que se deben tratar las causas que lo producen y no las consecuencias que se derivan de él.

CAUSAS Y TIPOS DE INSOMNIO

Como puedes comprobar si buscas “causas del insomnio” en Google, existen múltiples clasificaciones para expresar las causas o los tipos. Si nos centramos en los tipos, algunas fuentes apuntan a dos:

  • check
    Insomnio primario: éste existe cuando la causa de no dormir bien no se puede identificar fácilmente y no está asociado a ninguna otra enfermedad o trastorno.
  • check
    Insomnio secundario: este tipo puede tener múltiples causas, ya sea enfermedad, trastorno mental, consumo de ciertas sustancias o medicamentos, problemas ambientales (ruido, temperatura, luz…) o sociales (problemas laborales o familiares, horario por turnos en el trabajo o un cambio de horario directamente, viajes de largas distancias…).
aeropuerto

Otra manera de clasificar el insomnio es según su duración. Así, encontramos los siguientes:

  • check
    Insomnio transitorio o agudo: dura menos de 1 mes.
  • check
    Insomnio a corto plazo o subagudo: más de 1 mes pero menos de 3 meses.
  • check
    Insomnio a largo plazo o crónico: A partir de 3 meses.

En función de su gravedad existen:

  • check
    Insomnio leve o ligero: en el que la calidad de vida apenas se deteriora.
  • check
    Insomnio moderado: nos encontramos con problemas para dormir bien cada noche y, como consecuencia, sentimos los efectos directos en un empeoramiento de la calidad de vida, provocando irritabilidad, ansiedad, fatiga…
  • check
    Insomnio severo o grave: La calidad de vida se ve, definitivamente, mucho más afectada, por lo que los resultados de dormir mal también aumentan (irritabilidad, ansiedad...).
reloj

En base a los horarios:

  • check
    Insomnio inicial o de conciliación: éste se da cuando al irnos a dormir encontramos dificultades leves o graves para hacerlo. Es decir, llega el momento de irse a la cama, y nos pasamos bastante tiempo dando vueltas sin poder pegar ojo.
  • check
    Insomnio intermedio o de mantenimiento del sueño: ocurre cuando no conseguimos dormir toda la noche de manera continua, sino que nos despertamos varias veces de madrugada.
  • check
    Insomnio terminal, de final de sueño o de despertar precoz: nos despertamos poco o mucho antes de lo que pensamos o planeamos hacerlo, sin poder evitarlo.

Por otro lado, según un estudio de la Sociedad Española del sueño, el insomnio tiene dos tipos principales:

  • check
    Insomnio crónico: este tipo de insomnio se determina por la dificultad en el inicio o en el mantenimiento del sueño, es decir, dificultad para dormir al irnos a la cama o problemas para dormir de seguido toda la noche). También nos encontramos con síntomas durante el día que demuestran que hemos dormido mal. Estos problemas de sueño se dan más de 3 veces por semana y durante más de 3 meses. Puede ocurrir de manera aislada, ser fruto de una enfermedad médica o producirse por el consumo de ciertas sustancias. El nivel de trastorno de sueño necesario para que podamos denominar el insomnio como crónico es arbitrario (es decir, el insomnio crónico no tiene ligado un nivel de trastorno del sueño, sino que se denomina crónico de manera poco predecible) y se denomina crónico principalmente basándose en los síntomas o indicios subjetivos que comenta y siente el paciente. En ciertas ocasiones, el insomnio crónico tiene relación directa entre familiares y sobre todo entre las mujeres (madres e hijas).
  • check
    Insomnio de corta duración: también se da por la dificultad del inicio o mantenimiento del sueño, aunque en este caso perdura durante menos de 3 mesesPuede darse de manera aislada o puntual, ser consecuencia de alteraciones mentales, enfermedades médicas o por el consumo de ciertas sustancias (de manera similar al insomnio crónico). Sin embargo, en algunos casos puede haber una causa fácil de identificar que provoque este tipo de insomnio. Cuando se da por factores relacionados con acontecimientos vitales (como la pérdida del amor, un divorcio, enfermedades graves…) puede provocar directamente ansiedad, ideas repetitivas, depresión… Este tipo de insomnio se relaciona más con las causas que lo precipitan que con algún modelo familiar a relacionar, a diferencia del insomnio crónico.
FAMILIA

En definitiva, el insomnio crónico dura más de 3 meses y suele ser fruto de una enfermedad médica o del consumo de algunas sustancias (ya sean medicamentos, alcohol, café...). Este tipo de trastorno del sueño suele tener relación directa entre familiares y, principalmente, entre mujeres de la misma familia.


En cambio, el insomnio de corta duración dura menos de 3 meses y en muchos casos tiene una causa que lo precipita y lo provoca. Así, suele aparecer cuando se producen ciertos sucesos en nuestra vida, lo que conlleva problemas de ansiedad, depresión...

Sin embargo, puedes encontrar más información y clasificaciones distintas, y en muchas ocasiones la información encontrada se contradice. A nosotros nos gusta clasificar los motivos que provocan el insomnio en los siguientes tres, ya que así nos resulta más sencilla su comprensión:

  • check
    Causas Orgánicas: se encuentran tanto enfermedades como trastornos del metabolismo, hormonales, digestivos, neurológicos… Es decir, cualquier tipo de dolor o malestar en general que pueda impedir el buen descanso, interrumpirlo o dificultar la conciliación del sueño se puede considerar causa de insomnio.
  • check
    Causas externas o ambientales: estas se dan por los malos hábitos del sueño o por consumir ciertos medicamentos o sustancias (café, alcohol, excitantes, tabaco…). También se incluyen las causas de cambio de horarios o rutinas, entornos en los que es difícil conseguir un buen descanso… Por ejemplo, los viajes largos, que producen jet-lag por el cambio horario entre zonas, pueden terminar provocando problemas a la hora de dormir y conseguir un profundo sueño reparador. Todos estos factores pueden ocasionar tu falta de sueño, por suerte son las causas más fáciles de solucionar, evitar o reducir en tu vida diaria (excepto por los medicamentos).
cigarro
  • check
    Causas emocionales o psicológicas: se dan cuando tienen lugar ciertos sucesos de nuestro equilibro emocional y psíquico. En esta causa nos encontramos con estados de ansiedad, etapas de estrés, nerviosismo o preocupaciones del día a día, problemas familiares o laborales… Suelen ser acontecimientos inesperados que ocurren en la vida de cualquiera y que puede afectar a nuestro estado de ánimo gravemente, dificultándonos un buen descanso.

CONSECUENCIAS DEL INSOMNIO

Normalmente, cuando padecemos insomnio tenemos dificultades para quedarnos dormidos o para seguir durmiendo, por ello notamos durante el día una evidente falta de sueño.

Los efectos del insomnio son variados. Entre ellos podemos encontrar:

irritabilidad
  • check
    Cansancio, fatiga o falta de energía.
  • check
    Ansiedad, angustia, depresión, irritabilidad, estrés…
  • check
    Menor calidad de vida.
  • check
    Desorientación existencial e incluso conflictos.
  • check
    Mayor probabilidad de accidentes de tránsito o laborales.
  • check
    Deterioro neuro-cognitivo, es decir, pérdida de memoria, falta de atención, concentración y aprendizaje…

Estas consecuencias también pueden afectar a nuestra actividad diaria y provocar problemas graves, como quedarnos dormidos al volante. De hecho, esta somnolencia al volante (no nos referimos a la producida por el consumo de alcohol) es la causante del 20% de los accidentes de tráfico. Además, ciertas investigaciones demuestran que, en el caso de las mujeres de edad avanzada, el insomnio incrementa las posibilidades de sufrir caídas.

¿CÓMO SABER SI TENGO INSOMNIO?

Quizás te preguntas cómo saber si tienes insomnio. Para ello hay una norma clínica que clasifica a una persona con insomnio cuando tarda más de 30 minutos en dormirse y/o lo hace durante menos de 6 horas.

Sin duda, la mejor manera es que acudas a tu médico. Sin embargo, basándote en este artículo, en base a las causas y las consecuencias que hemos analizado, puedes comprobar de manera sencilla si lo padeces y de qué tipo se trata.

Pero no olvides que lo difícil no es saber si tienes insomnio, sino descubrir cuál es la causa del problema, ya que en el origen se suele encontrar la solución. Aunque si sufres un insomnio pasajero y quieres trucos y soluciones sencillas y naturales para ponerle fin, puedes ver nuestro artículo “Remedios caseros para dormir bien”.

Nos gustaría saber qué te ha parecido esta información. Para ayudarnos marca las estrellas amarillas 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Nos gustaría saber qué te ha parecido esta información. Para ayudarnos marca las estrellas amarillas 🙂

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

¡Resuelve todas tus dudas leyendo nuestros artículos!


One Comment
  1. Por fin entiendo un poco más qué es el insomnio y cómo funciona. Gracias!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *